1995 - Parque arqueológico de San Agustín

El Parque Arqueológico de San Agustín, es el mayor testimonio arqueológico de Colombia, además del único de una civilización perdida. Se encuentra al sur del departamento del Huila. La zona está caracterizada por una gran diversidad geográfica y ambiental, así como por sus montañas, desfiladeros y cañones. Está formada por reductos de bosque natural primario en la que predominan muchos árboles frutales y animales silvestres. Este sitio arqueológico está dividido en seis zonas muy bien comunicadas por caminos de piedra, rodeadas de vegetación.

Las primeras ocupaciones de San Agustín se remontan a la era de los grandes talladores de piedra, conocida como "Periodo intermedio", la cual tuvo su apogeo entre los siglos I a C y VII d C. Por más de quince siglos estas culturas prehispánicas se asentaron en este lugar dejando impresionantes vestigios arqueológicos.

Entre los restos arqueológicos más importantes se destacan: una magnífica colección de más de 400 estatuas de piedra; sarcófagos monolíticos, tumbas, tallas en roca viva, terraplenes, montículos y petroglifos, dispersos en un área aproximada de 500 Km2.

El descubrimiento de las esculturas se debe al científico y patriota colombiano Francisco José de Caldas, quien en 1797 viajó por la región y dejó una descripción de los sitios arqueológicos.

El arte escultórico del parque se caracteriza por su originalidad y sus grandes dimensiones. Abundan las representaciones de animales, especialmente felinos, monos, lagartos, serpientes, ranas, águilas y búhos.
Los restos se hallan diseminados en varios conjuntos:

Los enclaves de Mesitas son aplanamientos artificiales en los que se erigieron sitios ceremoniales y tumbas.

El Alto de los Ídolos es otro centro ceremonial. Aquí se halla la escultura más alta del sitio, que mide más de cinco metros de longitud por 1,75 metros de ancho.

El Alto de las Piedras es también un sitio funerario, con templetes y tumbas.

EL ARTE ESCULTORIO
El arte de los antiguos Agustinianos se oriento especialmente hacia la escultura lítica monumental, en la cual desarrollaron un estilo simbólico, sin haber dejado de alcanzar formas de un impresionante naturismo.
Las lito-esculturas son el mensaje de su complejo mundo religioso y fueron colocadas al lado de los despojos de sus muertos. Son deidades que representan el origen de la vida y los atributos de la muerte, las fuerzas de la naturaleza, los seres protectores, los ancestros míticos, los entes que pueblan el camino que recorren los muertos hasta llegar al sitio done inicia la vida ultraterrena. Los bloques de piedra en los cuales se labraron las esculturas son cantos erráticos o rodados, algunos de grandes dimensiones, hasta de cinco metros, de los que abundan en el subsuelo de San Agustin y regiones aledañas. Las investigaciones han permitido establecer que fueron labradas figuras antropomorfas y zoomorfas directamente in situ (en el mismo sitio) y allí venerada, como es el caso de los monumentos de la chaquira, “la rana de Lavapatas” y la “rana de Matanzas”.

SIGNIFICADOS
EL AGULA: con serpiente en sus garras, nos hace suponer que posiblemente fue el símbolo de la crecían, relacionado con el origen de la luz y el fuego, o de la jerarquía política, símbolo del poder.

LOS GUARDIANES: son representaciones conmemorativas de guardianes o de altos dignatarios. Llevan las armas que usaban, piedras redondeadas que lanzaban con la mano, mazos cortos y escudos de defensa.

EL CULTO A LA MUERTE: fue una de sus mayores preocupaciones, desarrollando un complejo mundo mitológico en torno a ella, hasta llegar a representar personajes alusivos. Ellos tambien rendían culto a la guerra.

FUENTE CEREMONIAL DEL LAVAPATAS
Sobre el lecho rocoso de una pequeña fuente, los escultores agustinianos lograron realizar su más compleja obra de arte. El reto se efectúa entre la dureza de la roca, el juego de la imaginación y la ingeniería hidráulica dando movimiento a la figura aquí representada y buscando armonía en la distribución de los canales de conducción del agua. Quizás la mas importante para ellos fue el significado que debieron tener las figuras humanas y animales allí talladas, todas formando un mosaico mágico religioso que debió estar en armonía con el agua y la naturaleza. Canales, moyas, piscinas, caras humanas, serpientes, ardillas, lagartos y salamandras, se encuentran distribuidas a lo largo de la fuente.
El Alto de Lavapatas es una pequeña planicie en la que se hallan varias estatuas. Es el punto más antiguo conocido de la cultura San Agustín; es célebre su fuente con relieves tallados en el suelo sobre una superficie de 1,7 ha.

La Fuente de Lavapatas está considerada la mejor escultura de la civilización. Se trata de un monumento labrado en piedra, de carácter mágico-religioso, en el que se combinan canales, piletas y figuras zoomorfas.